¿Qué quieres Buscar?

Reseña: ‘Chilling Adventures of Sabrina’ – Temporada 1

La adaptación de Netflix no sólo da miedo y es escalofriante… es absolutamente magistral. Ojo: Spoilers!

Para quienes crecimos en los 90’s con una suscripción a televisión por cable y Nickelodeon en la parrilla de programación, el nombre de Sabrina Spellman no nos es ajeno; nos trae a la memoria gratos y alegres recuerdos. La serie que tuvo a Melissa Joan Hart en el papel protagónico se convirtió en un referente de la Cultura Pop de la época y, sin lugar a dudas, ha permanecido en nuestra memoria desde entonces.

De igual manera, en los últimos años, hemos presenciado una gran cantidad de remakes o de adaptaciones televisivas como es el caso de los cómics de Archie, 'Riverdale'. A estos se les suma la más reciente versión de Sabrina, la bruja adolescente, pero a diferencia de la serie de hace dos décadas, esta versión es diferente.

Lejos de ser un simple remake, 'The Chilling Adventures of Sabrina' es una aproximación diferente al tópico de la joven bruja quien mantiene oculta su identidad sobrenatural de sus amigos mortales. Tomando inspiración de los cómics de Archie, publicados en 2014, la serie nos cuenta en efecto la historia y aventuras de una Sabrina Spellman mucho más cercana a las artes oscuras y a la hechicería. Con este giro temático, no sorprende entonces la confusión de algunos al ver este acercamiento más hacia lo oculto y mágico que a lo que vimos en ‘Sabrina, the Teenage Witch’.

Acá, Sabrina Spellman es una media-bruja: su madre es humana y su padre es un poderoso brujo de la Iglesia de la Noche. Sabrina es criada por sus tías, Hilda y Zelda Spellman, tras la muerte de sus padres en lo que hasta ahora parece ser, un accidente aéreo. (Sobre este punto hay un manto de duda que seguramente se aclarará en próximas temporadas).

the-chilling-adventures-of-sabrina-02

Sabrina crece como una chica humana normal. Va a la escuela local y tiene amigas humanas (Roz y Susie) y un novio que no nos resulta desconocido: Harvey Kinkle. Su vida, sin embargo, está a punto de cambiar en esta primera temporada puesto que en su cumpleaños 16 tendrá su bautizo oscuro, y deberá decidir entre ser una mortal corriente o aceptar por completo su naturaleza de bruja y seguir en este camino.

Personalmente, y debo confesar: soy una gallina. Las series y películas de terror, o que tratan de magia negra y demás, no son mi fuerte. El primer episodio lo vi acompañada, pero fue tanto el interés que me generó este vistazo, que terminé viendo la serie sola… ¡Dos veces! No me arrepiento de nada.

Sabrina es un personaje que en momentos puede ser testarudo, y al que seguramente le van a gritar muchas veces "¡¿pero por qué haces eso?!". Créanme, lo sé por experiencia propia. Pero el estilo que presenta la serie y las interacciones de los personajes son muy llamativos, y hacen que, como espectadora, quiera saber más de este universo de Greendale, de las brujas de la Iglesia de la Noche, de los humanos que son amigos de Sabrina y que además [spoilers] terminan teniendo conexiones sobrenaturales y vínculos con su amiga bruja. Sabrina, como buena adolescente, trata de salvar a todo el mundo buscando una opción donde siempre puedan salir todos bien librados.

En todo caso, ella, poco a poco, descubre que el mundo no es así de flexible como ella quisiera y, que al final, se deben tomar decisiones que cambian el curso de la vida, aunque no sea eso lo que ella desee.

Visualmente, 'The Chilling Adventures of Sabrina' es cautivante. Tiene manejos de cámara bastante particulares, así como efectos ópticos que transmiten esta sensación de extrañeza que permea todos los rincones del pueblo. Las decisiones de vestuario y ambientación respaldan también el estilo cercano a los 60’s que, además, se ve en el cómic, y que en ocasiones nos hace preguntar si está realmente ambientada en nuestra década actual.

El elenco es estelar: no solo tiene a Michelle Gómez (Doctor Who) interpretando a Madame Satan, tiene a la gran Miranda Otto (Eowyn en 'The Lord of the Rings') como la tía Zelda y a Lucy Davis (Wonder Woman) como tía Hilda. La dinámica entre las dos hermanas también contribuye a las preguntas en torno a la familia Spellman, y cada actriz pone de su parte para definir los semblantes opuestos de estos personajes que, en medida propia, se preocupan por Sabrina como si fuera su propia hija.

Por su parte, Kiernan Shipka destaca al hacer su protagónico en esta serie, siendo una de las actrices jóvenes más exitosas de años recientes. A ella la recordamos por haber crecido, prácticamente, en el set de ‘Mad Men’. Al elenco se unen también Tati Gabrielle (The 100), quien interpreta a Prudence, una de las Weird Sisters; y Ross Lynch (My Friend Dahmer), quien salió de Disney, para interpretar a Harvey.

Con todo, la primera temporada de 'The Chilling Adventures of Sabrina' deja varias preguntas sin responder; algo que alegra, pues veremos respuestas a estas dudas en abril del próximo año. También tendremos un especial de Navidad, con una Sabrina mucho más bruja, que se ve imperdible.

Si están buscando qué ver en Netflix, ¡no lo duden dos veces! 'The Chilling Adventures of Sabrina' es, en definitiva, una gran serie para ver en una sentada, o incluso en dosis pequeñas. Lo que sí les aseguramos es que una sola vez no va a ser suficiente.  

María F. Murcia

María F. Murcia — Redactora/Fotógrafa

Enano montaraz Nivel 5 en una partida, que no acaba, de ‘Dungeons and Dragons’. Próxima profesional en Literatura. Su principal interés son los libros, cómics y el fan fiction. Nunca se sale de una película de Marvel sin haber visto las escenas post-créditos. Considera que la mejor canción de Disney es ‘I 2 I’ de ‘Goofy, La Película’.